Mi hermana me contó que cuando era pequeña ella escucha lo mismo que yo… que algo caminaba desde el comedor y se detenía en la bifurcación de nuestras piezas…

A veces iba a su pieza, y se paraba en frente de ella, ella no abria los ojos, luego de un momento… el ente se le sentaba en las piernas y así tenía que quedarse dormida con el peso de la persona…

Ella me dice que sabía que era un hombre y escucha a veces sus llaves…

Yo, en lo personal, extrañamente tambien se que fue un hombre, ya que jamás fue una presencia femenina, es dificil de explicar, pero realmente yo sabia que era hombre, con pantalones, zapatos y camisa y chaqueta… Aunque no recuerdo haberlo visto…

Jamás dijo nada, jamás me destapó ni nada… solamente, se paraba a elegir a quien molestar, miraba fijamente a mi o a mi hermana dependiendo el caso y luego se sentaba en nuestras piernas para hacernos compañía….

Cabe decir, que jamás dormí de espaldas… siempre acurrucado…