Lo cierto es que a la edad de 7 años… pedí un deseo…

El 7 siempre fue y es mi número favorito… y tenía especial fe en este cumpleaños…

Desee no tener mas pesadillas por 7 años… ya que antes nunca había tenido paz… decidí pedir por un período determinado, ya que mis sacrificios y “mandas” no me cumplían el “porfavor no tener pesadillas nunca más”….

Es así como ese año mi madre se embarazó y todo fue mas normal… dentro de lo cuático de la casa…

Aun en las noches se escuchaban los pasos, pero solo en el comedor…

Una vez demolimos un muro para ampliar la casa, y en el muro habian entre otras cosas…

Un diario de vida del año 30, periódicos de la época y cientos de cartas de amor… las que obviamente, no leimos y decidimos dejar en el muro… que optamos por no derribar…

El último perrito que tuvimos, estaba muy enfermo, dañado y ladrando a la nada, cuando nos cambiamos de casa extrañamente mejoró… extraña pero afortunadamente…