Esta es una historia de una niña que casi no pasaba tiempo con sus padres a si que le compraron un perro y como iban creciendo se hacian mas amigos y cuando tuvo su casa el perro dormia junto a su cama y le lamia la mano cuando estava asustada y una noche escucho ruidos bajo su cama y se asusto tanto que puso su mano para que la lamiera y la lamio y se durmio rapidamente pero a la mañana sigiente se fue al baño como era normlmente y vio a su perro muerto y vio una frase k decia no solo los perros lamen.