Eran las 11 de la noche, mi nuevo perrito lloraba desconsolado en el patio de mi casa, sonará ficticio, pero era un patio lúgubre con un columpio, una parra(con hartas uvitas) y una casucha con desperdicios, abrí la ventana y lo tome en mis brazos, mi mirada solo fue dirigida al perrito, por que sabia que habia algo ahi afuera que lo molestaba…

Mi perrito murio a los 2 días… era el 7mo que tenia en menos de 3 meses… todos los perritos que tuve en mi infancia murieron…

Ladraban a la nada, vomitaban lo que comian, lloraban por las noches y finalmente morian…

Todos fueron enterrados en el patio…

“Algo” los mataba, ese mismo algo que no me dejaba dormir, me perseguía en las noches y me hacía salir corriendo de mi casa semidesnudo…

PD: Tengo mas historias, pues mi infancia fue un poco traumática.